Start of menu
Close Menu
 

Phishing

Protéjase frente al phishing

El phishing es una práctica fraudulenta muy habitual en la que se envían correos electrónicos que simulan provenir de un banco, una compañía de tarjetas de crédito u otra organización de confianza. Su fin es engañarle para que haga clic en un enlace que le llevará al sitio web, frecuentemente con el propósito de actualizar su contraseña y evitar la suspensión de su cuenta. Si pulsa en el enlace incluido en el correo electrónico, se abre un sitio web que parece auténtico, pero que, en realidad, es una imitación creada para que introduzca datos personales, como su nombre de usuario, contraseña, número de cuenta, etc.

En caso de que reciba un correo electrónico de American Express que sospecha que puede ser fraudulento, reenvíelo inmediatamente a fraudunitspain@aexp.com. No incluya su número de Tarjeta en el correo electrónico.
Si sospecha que los datos de su Tarjeta American Express pueden haber sido robados, contacte inmediatamente con
American Express llamando al número que figura en el reverso de su Tarjeta.

Importante:

  • El correo electrónico en sí aparenta ser auténtico. Los correos electrónicos falsos pueden detectarse frecuentemente (aunque no siempre) por estas características:
  • La dirección de correo electrónico del remitente es diferente de la dirección del sitio web de la empresa real.
  • El correo electrónico proviene de una dirección que no tiene nada que ver o bien de una dirección de correo web gratuita (Gmail, Hotmail.).
  • El correo electrónico no utiliza el nombre propio del destinatario, sino alguna fórmula genérica, como «Estimado cliente:».
  • Le piden que actúe con urgencia, afirmando, por ejemplo, que a menos que haga algo rápidamente, se cerrará o suspenderá su Cuenta.
  • También incluye una petición de datos personales, como su nombre de usuario, contraseña o datos bancarios.

Protéjase frente al phishing

  • No revele nunca el número de su Tarjeta, el código de seguridad de esta, el PIN o la contraseña a una persona u organización desconocidas.
  • Desconfíe de cualquier persona que le llame por teléfono o le envíe un correo electrónico para solicitar información de seguridad. Si tiene dudas sobre la identidad de la persona en cuestión, llame a American Express utilizando el número que figura en su Tarjeta o en el Estado de Cuenta de su Tarjeta.
  • American Express tiene la obligación de identificarse cuando llama. Si la llamada es nuestra, normalmente solo solicitamos respuestas parciales a las preguntas de seguridad.

  • Mantenga actualizado su software antivirus, su firewall y los parches de seguridad de su sistema operativo para evitar que alguien pueda acceder a los datos a través del ordenador.
  • No abra ningún correo electrónico que sospeche que pudiera contener publicidad basura o spam.
  • No responda a los correos electrónicos de origen desconocido ni abra sus archivos adjuntos.
  • Si sospecha de un correo electrónico, puede comprobar si figura en las listas de correos electrónicos de spam o fraudulentos que algunos proveedores de software de seguridad tienen en sus sitios web.
  • La mayoría de los clientes de correo electrónico incluyen filtros de spam predefinidos. Asegúrese de activar el suyo.
  • Piénselo bien antes de pulsar en enlaces incluidos en correos electrónicos de origen dudoso. En vez de pulsar en el enlace, pase por encima el puntero del ratón para ver su auténtico destino. Tenga cuidado si es diferente del que se indica en el texto del enlace.
  • La mayoría de los filtros de spam y correo basura pueden configurarse para permitir la recepción de correos de fuentes de confianza y bloquear los que tengan un origen sospechoso.
  • A la hora de elegir una cuenta de correo web como Gmail, Hotmail y Yahoo! Mail, procure elegir una que incluya filtrado de spam y manténgalo activado permanentemente.

undefined