Start of menu
Search US website
Close Menu

Guía de Crédito para el Hogar de la Experta en Finanzas Personales Jean Chatzky

El uso del crédito es una de las herramientas menos comprendidas entre las opciones financieras. Cuando se utiliza bien, puede ayudar a conseguir ciertas cosas que se quieren en la vida, y que de otra forma serían inaccesibles. Cuando se utiliza, digamos, no tan bien, puede interferir con sus sueños y esperanzas.


Esta guía de crédito está diseñada para ayudarle a comprender cómo verdaderamente funciona el crédito en el mundo de hoy y en su hogar. Hemos tenido una gran cantidad de cambios durante la pasada década, no sólo relacionados a la emisión de crédito sino también sobre cómo usted puede vigilar y administrar el crédito que posee. Tener esta información a su alcance es el paso inicial para garantizar su control sobre esta importante herramienta.


Aquí tiene una guía que contesta, paso por paso, todas sus preguntas sobre cómo construir su crédito, administrarlo de la mejor manera posible y tomar las decisiones relacionadas con el uso del crédito que enfrentará a través de su vida.

Primer Paso: Construir Crédito

P: ¿Cómo construyo un historial de crédito?

R: El primer paso es solicitar crédito. Cuando usted solicitó su primera tarjeta de crédito o cargos, préstamo de auto, o servicio público, llenó un formulario. El prestamista se comunicó con una de las tres principales agencias de información de crédito, TransUnion, Equifax o Experian, que al verificar que no tenía ninguna información sobre usted, le abrió un nuevo expediente. Las otras dos agencias se enteraron de su solicitud poco después. Mientras usted pagaba sus facturas de la tarjeta de crédito o cargos o del préstamo, su prestamista envió a las agencias de información de crédito sus datos, informándoles si usted había pagado a tiempo o no, qué porcentaje de la deuda había pagado y si se mantuvo dentro de sus límites crediticios. Ese fue el primer paso. De ahí en adelante, cada vez que usted pagó una factura o solicitó crédito en algún otro lugar, ese expediente creció. Y aunque algunos datos saldrán del informe eventualmente (por lo general, al pasar 7 años) una buena cantidad seguirá con usted mientras tenga y administre crédito.

P: ¿Cómo obtuve un puntaje de crédito?

R: Luego de administrar su crédito durante seis meses, se acumuló suficiente información en su expediente para que las agencias de información de crédito le asignaran un puntaje de crédito. El mismo es una traducción numérica de su informe de crédito, el cual futuros prestamistas (así como también aseguradoras, compañías de servicios públicos, arrendadores, y otros) utilizarán para decidir si quieren establecer una relación de negocios con usted, y en algunos casos, cuánto cobrarle. Ahora, cada vez que aparece nueva información sobre usted en su informe de crédito, su puntaje de crédito se ajusta.


También debe entender que no hay solamente un informe de crédito a su nombre. Hay muchos. Hay dos razones para esto. Primero, no todos los acreedores reportan datos sobre usted a cada una de las tres grandes agencias de información de crédito. Algunos lo hacen, pero varios de los más pequeños (los servicios públicos, por ejemplo) le proveen informes a una sola agencia. Y cada una de las agencias calcula el puntaje únicamente en base a la información de su propia base de datos. Es por eso que su puntaje podría ser más alto (o bajo) en una agencia que en las otras dos. Segundo, los puntajes se calculan utilizando distintas fórmulas para diferentes propósitos. A un prestamista de autos le interesará ver su “puntaje de autos” en el cual se le dará más importancia a la forma como usted ha pagado sus cuentas de préstamo de auto en el pasado, por ejemplo. Una compañía de seguros querrá ver su “puntaje de seguros”, el cual se construyó con el objetivo de informarles a los aseguradores de autos y de inmuebles cuántas veces usted podría presentar reclamaciones.


Finalmente, ahora mismo hay una competencia en el mundo de los puntajes de crédito que ha resultado en un aumento de los mismos. El puntaje FICO, calculado por una compañía llamada Fair Issac, es la fórmula estándar y la que continúan utilizando exclusivamente muchos prestamistas. Pero VantageScore, un modelo de calcular puntaje que han desarrollado las tres principales agencias de información de crédito para competir con FICO, está logrando aceptación. Según datos de la empresa, 2,000 prestamistas utilizaron el puntaje VantageScore en el 2014, incluyendo seis de los diez principales bancos. En el 2014, se calcularon y utilizaron mil millones de puntajes de VantageScore.


Este aumento en el dominio del mercado significa que muchos expertos en crédito ahora dicen que se deben verificar ambos puntajes antes de solicitar un préstamo importante. Después de todo, usted no sabe cuál puntaje utilizará el prestamista y le conviene enterarse temprano de cualquier problema, para posponer la solicitud si es necesario.


Ambos, VantageScore y FICO, reportan en escalas de 300 a 850 puntos, y mientras más alto sea su número, mejor. Como los puntajes utilizan cálculos logarítmicos levemente distintos, no se sorprenda si hay variaciones entre sus puntajes de cada agencia.

P: ¿Cómo afectan mi crédito las tarjetas de débito y las prepagadas?

R: Las compañías emisoras de tarjetas de débito y prepagadas generalmente no reportan actividad a las agencias de información de crédito, lo cual quiere decir que su uso no afectará su puntuación. Si quiere construir su crédito pero no califica para una tarjeta de crédito regular, considere una tarjeta asegurada, que le permite realizar un depósito a cambio de una línea de crédito por la misma cantidad. Usted utiliza la tarjeta y la paga regularmente mientras la compañía emisora de la tarjeta reporta su actividad a las agencias de información de crédito, algo que ayuda a establecer su crédito. Después de una temporada de uso responsable, por lo general 24 meses, la tarjeta se convierte en una tarjeta de crédito regular.

Q: ¿Qué es un expediente crediticio “limitado”?

R: Es un historial de crédito que contiene muy poca información, por lo general tres cuentas o menos. Estas cuentas no son sólo tarjetas de crédito sino préstamos de auto, préstamos personales, préstamos estudiantiles, etc. En algunos casos, a las personas con expedientes con información limitada se les podría negar el crédito porque no hay suficiente información para un prestamista utilizar como base de su decisión. ¿Qué se puede hacer? Solicitar crédito adicional. Usted dirá: un momento, acabo de hacer eso y me negaron el crédito por tener un expediente muy limitado. Pero usted debe solicitar el crédito correcto. Si es joven, o casado/a, puede pedirle a sus padres o a su cónyuge que le añadan como usuario/a autorizado/a en alguna de sus cuentas de tarjetas de crédito (esto funciona, claro está, si ellos son usuarios responsables del crédito). Mientras el titular principal de la tarjeta la utiliza y paga a tiempo, la puntuación suya mejorará junto con la del titular. Si esa vía no es factible, considere una tarjeta asegurada, que funciona como una tarjeta de crédito pero le permite depositar una suma de dinero a través de la compañía emisora de la tarjeta, lo cual se considera su límite de crédito. Elija una que se convierta en tarjeta de crédito regular luego de 24 meses de pagos puntuales. O busque una tarjeta de crédito o cargos dedicada a consumidores con puntajes bajos de crédito. La tasa de interés será mayor, pero si paga su saldo mensualmente eso no importará. Finalmente, comprenda que usualmente toma varios meses para que cada cuenta de crédito añadida aparezca en su expediente y su puntaje.

Q: ¿Cómo puedo evaluar mi puntaje? ¿Qué se considera un buen puntaje?

A: Su informe de crédito es un documento bastante largo, por eso es buena idea saber cómo analizarlo. El mismo incluye:


  • Información personal, como su nombre, dirección, número de Seguro Social (o sus últimos cuatro dígitos), fecha de nacimiento e historial laboral. Siempre debe asegurarse de que esta información esté al día y correcta.
  • Detalles de todas sus cuentas de crédito, incluyendo las tarjetas de crédito y préstamos. Cada entrada incluirá la fecha de apertura, fecha de cancelación (si aplica), el saldo e historial de pago, límite de crédito y otros términos.
  • Consultas, incluso una lista de prestamistas que han solicitado su expediente crediticio.
  • Documentos públicos como gravámenes, quiebras, decisiones jurídicas y cualquier actividad de agencias de cobranzas.

NO incluirá:

  • Sus activos, como ahorros y saldos de cuentas de cheques o inversión.
  • Expedientes médicos, criminales o de vehículos (aunque sí aparecerá información sobre sus deudas médicas).
  • Información antigua, incluso deudas sin cobrar de más de siete años y quiebras de más de diez años.

P: ¿Se afecta mi crédito si solicito mi informe o mi puntaje de crédito?

R: No. Puede solicitar su informe de crédito y su puntaje de crédito cuantas veces lo desee (aunque, en muchos casos, pagará por obtenerlos).

P: ¿Cómo se afecta mi crédito cuando un prestamista solicita mi informe o puntaje de crédito?

R: Usted puede solicitar su propio informe de crédito sin que se afecte su puntaje. Sin embargo, si al solicitar crédito un prestamista obtiene su puntaje para aprobar o rechazar su petición, en ciertos casos esa acción podría ser negativa. Solicitar crédito con frecuencia, especialmente dentro de un lapso corto de tiempo, podría sugerir que le urge obtener dinero o que se enfrenta a un problema financiero. Las consultas de posibles prestamistas aparecerán en su informe de crédito. No obstante, la industria de puntajes de crédito reconoce que para considerar préstamos de autos o hipotecas, hay que buscar las mejores tasas de interés. Por esta razón, todas las consultas de posibles prestamistas para un propósito particular, como una hipoteca, se tratarán como un solo caso siempre y cuando se hagan dentro del mismo plazo de 14 días.


Si un prestamista solicita su informe de crédito aunque usted no haya tomado ninguna iniciativa, en otras palabras, usted no solicitó crédito pero el prestamista quiere enviarle por correo una oferta preaprobada, su crédito no se verá afectado.

P: ¿Cómo evalúan los prestamistas mi puntaje de crédito?

R: Cada prestamista analiza su puntaje de crédito de manera distinta, tomando en cuenta los requerimientos particulares que tengan para ofrecer crédito a sus clientes. Un puntaje de crédito que tal vez le luzca excelente a un prestamista podría considerarse solamente bueno ante los ojos de otro. Generalmente, un puntaje de 740 o más es una categoría excelente para los prestamistas de autos, lo que le haría calificar para las mejores tasas de interés. Sin embargo, un prestamista de hipotecas podría considerar que su puntaje es excelente si sobrepasa la cifra de 760. Las condiciones de las compañías de tarjetas de crédito varían mucho, pero hay tarjetas, por lo general con tasas de interés altas, que se pueden obtener hasta con puntajes considerados inferiores.


Algunos prestamistas obtendrán solamente un puntaje para su solicitud de crédito y otros, como los prestamistas hipotecarios, podrían obtener los tres, utilizando VantageScore, FICO o ambos, y emplear el puntaje intermedio para tomar su decisión de aprobación y elegir qué tasa de interés ofrecer.

P: ¿Cómo construyo mi crédito si acabo de llegar a los Estados Unidos?

R: Desafortunadamente, en la mayoría de los casos un historial de crédito no se puede trasladar de un país a otro, lo cual significa que usted prácticamente comenzará de cero si llegó recientemente a Estados Unidos. Un aspecto positivo es que si tiene buen crédito en su país de origen, ya demostró el comportamiento necesario para establecer un buen historial de crédito en Estados Unidos. Y si no, podrá dejar esos problemas en el pasado y comenzar de cero.


Hay varias formas de comenzar a construir crédito en los Estados Unidos:


  1. Abra una cuenta de tarjeta de crédito. Si no le han dado aprobación para una tarjeta de crédito debido a su falta de historial crediticio, puede comenzar con una tarjeta de crédito asegurada, la cual le permite depositar una pequeña cantidad de dinero con la compañía emisora para que le otorguen un límite de crédito por esa misma cantidad. Puede utilizarla como una tarjeta de crédito regular, haciendo cargos pequeños y pagando el saldo en cada ciclo de facturación. La tarjeta les informará ese buen comportamiento a las agencias de información de crédito, lo que le ayudará a construir un historial crediticio. Y con uso normal y responsable, la tarjeta asegurada se convertirá automáticamente en una regular al pasar aproximadamente 24 meses.
  2. Utilice las conexiones existentes. Si usted tiene una tarjeta internacional de su país de origen, tal vez la compañía emisora pueda darle una tarjeta aceptada en Estados Unidos apoyado en esa relación, especialmente si usted ha sido buen cliente. Esa nueva tarjeta inmediatamente comenzará a enviar informes a los burós de crédito en los EE. UU., algo que le ayudará a establecer su historial. Asegúrese de pagar su cuenta a tiempo y de mantener su saldo bajo.
  3. Conviértase en un usuario autorizado. Si su cónyuge tiene crédito establecido en este país y tiene tarjeta de crédito, o si algún otro pariente tiene una, puede pedir participación como usuario/a autorizado/a. Eso hará que se emita una tarjeta de crédito a su nombre, asociada a esa cuenta. Cuando el titular principal pague su cuenta a tiempo y utilice la tarjeta de forma responsable, se reportará en el historial de crédito de esa persona y en el suyo. Tenga en cuenta, sin embargo, que también podría suceder lo opuesto: si usted está afiliado/a una cuenta que se paga tarde, esto afectará su crédito negativamente bajo el sistema de puntaje FICO.
  4. Utilice su historial pasado a su favor. Si puede obtener una copia impresa de su historial crediticio de su país de origen, algunos pequeños prestamistas locales podrían estar dispuestos a proveerle crédito en base a esto, especialmente si habla con ellos en persona y tiene otras cosas a su favor, como un empleo estable. Ciertamente vale la pena tratar.

Finalmente, comprenda que aunque en los Estados Unidos muchas herramientas crediticias están disponibles sólo en inglés, hay algunas versiones disponibles en español:



Segundo Paso: Administración del Crédito

P: ¿Cómo puedo mantener mi puntaje alto (o mejorar mi puntaje actual)?

R: Simplemente se trata de hacer cinco cosas habitualmente.


  1. Siempre pagar las cuentas a tiempo.
  2. No utilizar más del 10 al 30 por ciento de su crédito disponible en sus tarjetas (en cada tarjeta individualmente y en todas combinadas).
  3. No cancelar las tarjetas antiguas (especialmente las que ha tenido por más tiempo), ya que esto disminuye la cantidad de crédito que tiene disponible, algo que podría bajar su puntaje.
  4. No solicite tarjetas que no necesite.
  5. Tratar de establecer una combinación de crédito, no solamente tarjetas de crédito o cargos, sino también servicios públicos, préstamos de autos e hipotecas (si los puede costear, por supuesto).

P: ¿Cómo puedo vigilar mi crédito?

R: Hay dos maneras. Primero, familiarícese con annualcreditreport.com (en inglés). Esta página de internet fue creada por las tres grandes agencias de información de crédito (bajo una orden del gobierno) para proveer anualmente una copia gratuita del informe de crédito de cada buró, para un total de tres informes al año. Yo sugiero obtener un informe cada cuatro meses. Darle un repaso al mismo le ayudará a asegurarse de que no sólo la información esté correcta, sino que sean datos suyos. La información que aparenta ser de otra persona es un indicio de hurto de identidad (más sobre esto en un momento).


También debe saber cuál es su puntaje de crédito. Si usted no va a solicitar una hipoteca o un préstamo de auto en los próximos seis meses, puede obtener un puntaje gratuito en credit.com (en inglés), savvymoney.com (en inglés) o creditkarma.com (en inglés). Todas estas páginas de internet proveen versiones gratuitas de su puntaje VantageScore. Si va a solicitar una hipoteca o un préstamo de auto durante los próximos seis meses, es importante que vea el mismo puntaje que está revisando su prestamista, lo cual quiere decir que debe obtener tanto su puntaje VantageScore como el de FICO. Sus puntajes FICO se pueden comprar en myfico.com (en inglés) por $19.95 para el de un buró o $59.85 para los puntajes de los tres.


Si a usted le niegan el crédito, la ley exige que el puntaje utilizado para tomar la decisión debe compartirse con usted gratuitamente.

P: ¿Cuántas tarjetas de crédito o cargos debo tener?

R: Es una decisión personal; puede tener la cantidad de tarjetas que le sea posible administrar debidamente. Habiendo dicho esto, por lo general creo que se deben tener dos. Una de estas debe ser una tarjeta con una baja tasa de interés en caso de que necesite comprar algo que vaya a pagar a plazos. La segunda debe ser una tarjeta que le dé algo a cambio por utilizarla, una recompensa como millas, puntos o efectivo. Debe saldar esta tarjeta cada mes y por esta razón debe utilizarla para tantos gastos como sea posible y así aprovechar al máximo las recompensas que ofrece. Si tiene un negocio, tal vez le interese tener una tarjeta aparte para propósitos de contabilidad.

P: ¿Cómo decido cuáles recompensas me convienen más?

R: Esta también es una decisión personal. Las tarjetas de recompensas tienden a ser un poco más caras por sus cargos anuales, así que lo primero que debe hacer es asegurarse de que lo que reciba en recompensas sobrepase el costo de la tarjeta. Luego se debe preguntar cuáles tipos de recompensas realmente va a utilizar. Las millas de viajero frecuente son excelentes para los viajeros, claro está, pero también puede utilizarlas para adquirir tarjetas de regalo, mercancía en tiendas determinadas o entradas para eventos. Usted también puede elegir una tarjeta que le devuelva dinero en efectivo. Ahora existen algunas tarjetas que hasta depositan sus recompensas en cuentas de jubilación o de ahorros para los estudios universitarios de sus hijos. El punto es saber lo que obtendrá, y si realmente lo utilizará, antes de solicitar una tarjeta en particular. Estos beneficios son muy valiosos y no los querrá desaprovechar.

P. ¿Cuándo debo utilizar una tarjeta de crédito o cargos en lugar de una tarjeta de débito?

R: Es una pregunta que le hacen en cada caja registradora: ¿crédito o débito? Lo que decida sacar de su billetera dependerá de varios factores. Recuerde, una tarjeta de débito retira dinero de su cuenta de cheques casi inmediatamente y una tarjeta de cargos debe pagarse en su totalidad al final de cada ciclo de facturación. Sólo la tarjeta de crédito le da la opción de liquidar su saldo paulatinamente. Esto podría ser conveniente si se trata de una compra grande que no le es posible pagar en un solo mes. Pero también podría resultar costoso porque estará pagando interés durante cada mes que mantenga ese saldo. Con estos factores en mente, lo analizaría de esta forma: utilice la tarjeta que le brinde las mayores recompensas y los mejores beneficios relacionados a la protección del consumidor (algunas tarjetas de crédito, por ejemplo, le darán garantías prolongadas en cualquier artículo que compre, algo que podría ser útil si va a comprar un aparato tecnológico o un electrodoméstico). Si no puede cancelar el saldo, considere si la compra es realmente necesaria. Si la respuesta es sí, utilice la tarjeta de crédito con la tasa de interés más baja que tenga en su billetera. Finalmente, si puede pagar un saldo pero hace tiempo que no utiliza sus tarjetas de crédito, considere utilizarlas para hacer compras pequeñas y saldarlas el mismo mes. Esto le ayudará a construir un historial de crédito y mantener el que ya tiene en buenas condiciones.

P: ¿Cuándo es aceptable cancelar una tarjeta de crédito?

R: Cancelar una tarjeta de crédito podría afectar negativamente su puntaje de crédito por dos factores en el modelo utilizado para calcular los puntajes:


  • Su índice de utilización, el cual refleja la cantidad de crédito que tiene disponible (o sea, su límite crediticio) en comparación a la cantidad de crédito que realmente utiliza (o sea, sus saldos). Esta proporción debe mantenerse en menos de un 30 por ciento; menos de un 10 por ciento es ideal. Cuando usted cancela una cuenta, elimina una línea de crédito que podría aumentar su índice de utilización.
  • Su historial de crédito. Mientras más antiguo sea, mejor, lo cual significa que cancelar sus viejas tarjetas podría ser dañino para su puntaje de crédito ya que acorta la cantidad de tiempo de relación con sus prestamistas.

A causa de esto, generalmente se recomienda no cancelar las tarjetas de crédito aunque ya no las esté usando. Sin embargo, hay dos advertencias: si la tarjeta tiene un cargo anual, sí puede cerrarla. Y si siente que le hará incurrir en gastos por la tentación de la deuda, es mejor que se deshaga de ella. Si decide cancelar tarjetas, cierre una a la vez en intervalos de seis meses más o menos, y evite hacerlo justo antes de solicitar un préstamo grande.

P: ¿Qué tipos de acciones afectan mi puntaje de crédito?

R: Hay varias acciones importantes que le hacen daño a su puntaje:


  • Pagos atrasados
  • Saldos altos
  • Consultas constantes de prestamistas sobre su historial de crédito
  • Cancelar tarjetas antiguas

Evite verificar su puntaje de crédito constantemente, es probable que cambie un poco con el tiempo, hasta de mes a mes, dependiendo de los saldos de sus tarjetas de crédito. Por ejemplo, si compra un artículo grande con su tarjeta y piensa saldarlo totalmente al final del ciclo de facturación, una verificación de su puntaje mientras su saldo esté alto podría resultar en una cifra un poco más baja de lo que normalmente ve. Una vez haga el pago, su puntaje volverá a la normalidad.

P: ¿Cuánto tiempo permanecen los datos negativos en mi informe de crédito?

R: Los pagos atrasados, las quiebras bajo Capítulo 13, las ejecuciones de hipotecas, la información de agencias de cobranzas y los expedientes públicos permanecerán en su informe de crédito durante siete años. Las quiebras bajo Capítulo 7 permanecerán durante 10 años y los gravámenes tributarios pueden quedarse indefinidamente.


Pero hay buenas noticias: mientras más antiguos sean estos datos negativos, su importancia disminuirá ante los ojos de los prestamistas, aún cuando sigan apareciendo en su informe. Quiere decir que una quiebra de hace un año podrá impedir que le aprueben una tarjeta de crédito pero si ya han pasado tres años de la quiebra, tal vez esto no ocurra. Muchos prestamistas se centran en los 24 meses más recientes cuando analizan datos negativos (los datos positivos seguirán trabajando a su favor indefinidamente ya que un historial extenso de crédito luce bien ante los ojos de los prestamistas).

P: ¿Cuándo se considera que un pago está atrasado?

R: Bajo la Ley de Responsabilidad y Transparencia de Tarjetas de Crédito (CARD por sus siglas en inglés), las facturas de las tarjetas de crédito deben vencer el mismo día cada mes y los pagos que se reciban hasta las 5:00 p.m. de la fecha límite de pago se considerará que llegaron a tiempo. Dicho esto, un prestamista puede aplicar a su cuenta un cargo por atraso, el cual debe ser "razonable y proporcional", si usted envía su pago con tan solo un día de atraso. Generalmente los prestamistas no pueden aumentar la tasa de interés de su saldo existente a menos que usted deje de pagar durante dos ciclos consecutivos.


Sin embargo, los cargos por atrasos son sólo una de las consecuencias de pagos tardíos ya que el impacto que causan en su puntaje de crédito es aún más dañino. No obstante, la mayoría de los prestamistas le darán un tiempo de gracia de 30 días después de pasada la fecha límite de pago antes de reportar su atraso a un buró de crédito (bajo la ley CARD, su fecha límite de pago debe ser al menos 21 días después de su fecha de facturación). Y los pagos atrasados se reportan en su historial de crédito desde el punto de vista de los días de tardanza, ya sean 30, 60, 90, etc. Mientras más tiempo esté sin pagar, más daño le causará a su puntaje de crédito. En resumen, asegúrese de pagar sus cuentas a tiempo, lo cual, en mi opinión, debe ser antes de la fecha límite de pago. Una manera de hacerlo es con pagos automáticos a través de la plataforma de pagos en internet de su banco. Otra manera: pague sus cuentas tan pronto lleguen.


Finalmente, un comentario adicional: justo este año, las tres agencias de información de crédito aceptaron proveerles a los consumidores un pequeño respiro en las deudas médicas ya que prometieron no incluir pagos atrasados de facturas médicas hasta pasados los 180 de las fechas límite de pago. Esto ayudará a resolver los problemas que surjan cuando un asegurador, y no usted, se demore en pagar su factura.


P: ¿Cómo afectan mi crédito las tarjetas de crédito de tiendas y los artículos comprados a plazos (como computadoras o muebles)?

R: Usted ha escuchado las ofertas: llévese este televisor hoy mismo y no pague interés por 12 meses. O solicite la tarjeta de la tienda y obtenga 10% de descuento en todas sus compras. Estas ofertas pueden ser tentadoras pero en muchos casos los descuentos o los planes de pagos que ofrecen no ameritan el posible impacto negativo para su crédito.


Las tarjetas de crédito de tiendas, también llamadas tarjetas de crédito de tiendas comerciales, no se consideran iguales a las principales tarjetas de crédito cuando se trata de informes de crédito. Por lo general tienen límites bajos, lo que significa que hasta las pequeñas compras aumentarán su índice de utilización, la cantidad de deuda que mantiene comparada a su crédito disponible. En una tarjeta con un límite crediticio de $500, un cargo de $250 le deja con un índice de 50%, mucho más del promedio de 10 a 30% que le conviene tener.


Estas tarjetas también tienen mucha letra pequeña. Suelen tener tasas altas de interés así que si decide mantener un saldo, o no puede liquidarla durante un plazo de cero interés como pensaba, es posible que tenga que pagar bastante más que si hubiera usado otra tarjeta de crédito o pagado en efectivo. En el caso de las ofertas de intereses diferidos, la tasa regular a menudo aplica retroactivamente al saldo original completo si el mismo no se paga antes de terminar la etapa promocional de 0%, o si usted hace un pago atrasado.


Tercer Paso: Decisiones de Crédito Durante Su Vida

P: Mi cónyuge/pareja y yo, ¿debemos tener tarjetas separadas?

R: Veamos las diferencias. Las parejas pueden tener tarjetas de crédito o cargos de tres formas distintas.


  • Tarjetas individuales. Sólo a su nombre. Usted es responsable de pagar las cuentas. El historial de pagos y otros datos de uso aparecen únicamente en su informe de crédito.
  • Tarjetas conjuntas. A nombre de ambos. Ambos son responsables de pagar las cuentas. Si uno de ustedes no puede pagar, la otra persona es responsable por el 100% de la deuda. El historial de pagos y otros datos de uso se reportan en ambos informes de crédito.
  • Titular primario con usuario(s) autorizado(s). El titular primario es responsable de pagar las cuentas. El historial de pagos y otros datos de uso se reportan en los informes de crédito de ambos el titular primario y el/los usuario(s) autorizado(s).

Cada persona debe establecer crédito, eso está claro. Pero cuando el crédito es compartido, existe la posibilidad de que una de las partes incurra en deudas que la pareja no puede costear. Esto reduciría el puntaje de crédito de ambos cónyuges. Sin embargo, mantener cuentas separadas presenta el problema de que cada tarjeta tiene un cargo anual individual y el crédito total del hogar podría volverse más caro de lo necesario. Una mejor solución podría ser que usted sea el/la titular principal (junto con su cónyuge o usuario autorizado) de una tarjeta y su cónyuge el/la titular principal (con usted de usuario/a autorizado/a) de otra. De esa forma, sólo tendrán dos cargos anuales. Pero asegúrese de que la persona con quien comparta la tarjeta tenga buen comportamiento crediticio. Aunque VantageScore solamente reporta los datos positivos del titular principal de una cuenta con usuarios autorizados, los informes FICO reportan tanto lo positivo como lo negativo.

P: ¿Tiene sentido solicitar un préstamo o crédito a nombre de una sola persona?

R: En algunos casos, sí. Si después de casarse, un cónyuge tiene mejor crédito que el otro, solicitar crédito sólo a nombre de esa persona les va a costar menos a ambos como familia. Para obtener ese préstamo o crédito, el cónyuge solicitante tendrá que ganar suficiente dinero individualmente para calificar. Pero si puede sobrepasar ese obstáculo, la decisión es muy sabia. A la misma vez, el cónyuge con crédito inferior puede ocuparse de mejorar su puntaje. Después de que sus cuentas se paguen a tiempo y abone más dinero del que tome prestado, el puntaje de esa persona comenzará a moverse en la dirección correcta.

P: ¿Qué decisiones crediticias se deben tomar cuando uno está en proceso de divorcio?

R: Tal y como unieron sus vidas financieras al casarse, al momento del divorcio hay que separarlas. Las cuentas conjuntas se deben cerrar. Sin embargo, antes de hacerlo, asegúrese de tener al menos una tarjeta de crédito o cargos a su nombre (vea más arriba: "Mi cónyuge/pareja y yo, ¿debemos tener tarjetas separadas?").

P: ¿A qué edad debe mi hijo/a solicitar su propia tarjeta?

R: De acuerdo a la Ley de Responsabilidad y Transparencia de Tarjetas de Crédito (CARD), su hijo/a no puede obtener una tarjeta a su propio nombre hasta los 21 años o hasta que demuestre que tiene suficientes ingresos para mantener una. Dicho esto, usted tal vez no quiera enviar a su hijo/a a la universidad, o al mundo fuera del hogar, sin este tipo de herramientas financieras. En ese caso, considere añadir a su hijo/a a su cuenta como usuario/a autorizado/a (así es como yo pienso construir el crédito de mis hijos). Los usuarios autorizados obtienen sus propias tarjetas, con sus propios nombres, y el historial de pagos se reporta a nombre de ellos a las agencias de información de crédito (lo que ayuda a construir el crédito). Lo que no tienen es la responsabilidad de hacer los pagos, eso le toca a usted. Así que, si quiere enseñarle a su hijo/a una lección sobre responsabilidad fiscal, asegúrese de que le paguen a usted mensualmente tal y como le pagarían a la compañía emisora de tarjetas.

P: ¿Qué debo hacer si encuentro un error en mi informe de crédito?

R: Comience inmediatamente el proceso de disputar la información mediante reportes a las tres agencias de información de crédito. Sus números de contacto son los siguientes:



Este proceso mejoró este año cuando las tres agencias de información de crédito aceptaron emplear investigadores entrenados para supervisar los procesos de disputas, en vez de utilizar computadoras, las cuales a menudo hacían que los consumidores se sintieran frustrados y mal atendidos.

P: Se está hablando mucho sobre la filtración/el hurto/la violación de datos. ¿Debo preocuparme por mis datos crediticios y el hurto de identidad?

R: La triste realidad es que actualmente el hurto de datos aparece en las noticias casi a diario. De hecho, la mayoría de los expertos dicen que aunque piense que no ha sido víctima de un hurto de datos debe asumir que alguna información suya ha sido accedida.


La manera en que usted reaccione a un hurto de datos tendrá mucho que ver con qué tipo de información ha sido hurtada. Desde luego, siempre es recomendable observar de cerca su informe de crédito, algo que puede hacer si solicita uno gratuitamente en annualcreditreport.com (en inglés) cada cuatro meses (uno de cada una de las tres agencias de información de crédito por año). Pero si lo que cae en manos de un ladrón es su número de tarjeta de crédito o débito, su informe de crédito no será lo primero que se lo indique, lo verá en el historial de cuenta de su tarjeta, así que asegúrese de verificarlo con cuidado y reporte cualquier fraude a la compañía emisora de la tarjeta inmediatamente. No será responsable por las pérdidas y puede cancelar la tarjeta y solicitar un reemplazo de ser necesario.


En cambio, si lo que ha sido hurtado es su número de Seguro Social, tiene un problema aún mayor. Debe observar cuidadosamente su informe de crédito (y su correspondencia) para asegurarse de que no se estén abriendo nuevas cuentas a su nombre. Notar que alguien ha hurtado su identidad es esencial para solucionar el problema. Y hay algunas protecciones disponibles que le pueden ayudar.


Lo primero que puede hacer es adjuntarle un aviso de fraude a su expediente de crédito. Un aviso de fraude le envía una señal a cualquier prestamista que solicite su informe para emitir nuevo crédito; la compañía emisora debe comunicarse con usted, normalmente por teléfono, para asegurarse de que usted es la persona que ha solicitado el crédito. Recuerde: los avisos iniciales de fraude duran sólo 90 días. Y sólo les requieren a los prestamistas utilizar "políticas y procedimientos razonables" para verificar su identidad antes de emitir crédito a su nombre. Si eso no le parece lo suficientemente fuerte, tal vez quiera obtener un aviso extendido de fraude (que durará 7 años, pero requiere evidencia de que usted ha sido víctima de robo de identidad) o un congelamiento de su crédito.


Un congelamiento de crédito impide que los prestamistas obtengan acceso a su informe. Como sugiere el nombre, usted congela su información, lo que evita que un estafador pueda abrir nuevas cuentas a su nombre. Los congelamientos de crédito están regulados por las leyes estatales. En algunos estados, cualquiera puede realizar un congelamiento; en otros, usted tiene que haber sido víctima. Además, algunos estados podrían cobrar una cuota por congelar su cuenta si usted no ha sido víctima, por lo general $10 o menos por cada agencia de información de crédito (tiene que congelar su informe en las tres agencias, sino, no tiene sentido). Pero recuerde que si solicita crédito, antes tendrá que cancelar el congelamiento de sus informes (lo que podría costarle otros $10) y luego volverlos a congelar ($10 otra vez).

P: ¿Puedo pedir que se eliminen los puntos negativos de mi informe de crédito?

R: Por lo general, los datos negativos como deudas pendientes permanecen en su informe de crédito durante siete años. Si usted está negociando con un cobrador de deudas acerca de una deuda pendiente, puede pedir que se elimine el dato negativo de su informe de crédito o que se identifique como "pagado en su totalidad" como parte de la negociación. Si piensa que su informe contiene información incorrecta o incompleta, puede presentar una disputa con cada una de las agencias de información de crédito para reportar el error.

P: ¿Debo vigilar mi identidad?

R: Eso depende. ¿Quiere pasar el trabajo de controlar su propio crédito con repasos frecuentes y cuidadosos de las transacciones de su cuenta para asegurarse de que son legítimas además de mantenerse al día con su informe de crédito y vigilar cualquier actividad incorrecta o fraudulenta? Si la respuesta es sí, puede pasar por alto los servicios de vigilancia de crédito (aunque, si su información es parte de una violación de datos y le ofrecen los servicios de supervisión gratuitamente, no hay razón para no aceptarlos). Si quiere aún más cautela, puede colocar un aviso de fraude en su cuenta, como mencionamos antes. Se extenderá durante 90 días y le da derecho a una copia de su informe de crédito de cada una de las tres agencias de información de crédito.


Si, por el contrario, tiende a ser una persona distraída, le conviene tener a alguien custodiando sus intereses. Los servicios de vigilancia de crédito e identidad se ofrecen en variedad de opciones desde las gratuitas que observan su informe y le notifican si hay cambios significativos, hasta los servicios pagados que supervisan las consultas sobre su expediente de crédito en tiempo real, analizan las amenazas, observan su puntaje de crédito y garantizan su protección por hasta $1 millón de dólares para recuperar su identidad si se convierte en víctima. Ese nivel de vigilancia comienza en alrededor de $10 mensuales.

P: ¿Cómo debo leer mi informe de crédito?

R: La primera vez que usted lee una copia de su informe de crédito le puede parecer confuso, hay mucha información, especialmente si usted ha sido usuario de crédito durante muchos años. Vea cómo puede analizarlo:


  1. La información personal aparecerá al principio: su nombre, otros nombres (si usted se casó y cambió su apellido, por ejemplo), fecha de nacimiento, número telefónico, dirección actual y previa, y cualquier dato laboral que se haya reportado. Usted puede optar por que aparezca su número de Seguro Social completo o sólo los últimos cuatro dígitos. Verifique que toda su información sea, o en el pasado haya sido, correcta.
  2. Cuentas. El informe enumerará todas sus cuentas de crédito presentes y pasadas, incluyendo tarjetas de crédito, hipotecas, préstamos estudiantiles, de auto y otras. Repase cada una cuidadosamente y asegúrese de que los datos estén correctos y le correspondan: números de cuentas, vigencia (activa o cerrada), cantidades de los préstamos o límites de crédito, pagos mensuales e historial de pagos, algo que es importante e indica si usted ha pagado a tiempo. Las cuentas cerradas o liquidadas seguirán apareciendo por un espacio de diez años.
  3. Consultas. Estos son los expedientes de los acreedores y otros prestamistas que han examinado su informe de crédito y están divididos en dos categorías, a menudo conocidas como consultas "firmes" y "suaves". Las consultas firmes se comparten con compañías que evalúan su informe de crédito y son el resultado de acciones que usted toma, por ejemplo, solicitud de una nueva tarjeta de crédito o un préstamo. Las consultas suaves se comparten sólo con usted y no son causadas por acciones suyas sino por compañías que miran su crédito antes de hacerle una oferta que usted no ha solicitado, por ejemplo, cuando usted recibe una oferta por correo para una tarjeta de crédito preaprobada, el prestamista probablemente verificó su crédito. Esas consultas no cuentan en su contra.
  4. Registros civiles. Si hay algunos en su historial, tales como sentencias, dictámenes, gravámenes y quiebras, aparecerán en su informe.

Jean Chatzky

Jean Chatzky es una reconocida experta en finanzas personales, como también una autora exitosa. El libro que Jean acaba de publicar, Not Your Parents' Money Book: Making, Saving and Spending Your Own Money, trata exactamente sobre lo que los jóvenes quieren y deben saber acerca del dinero. Otros títulos recientes de Jean incluyen: Money 911, Pay it Down!, The Difference, y Make Money Not Excuses. Jean se presenta en televisión, es columnista para el NY Daily News y sus artículos han aparecido en publicaciones que incluyen USA Weekend, Newsweek y Money. Jean vive en Westchester County, New York, con su esposo y dos hijos, y es una apasionada patrocinadora de la capacitación financiera; ella cree que cada niño debe aprender sobre dinero tanto en la escuela como en el hogar. Conozca mejor a Jean en JeanChatzky.com (en inglés).