Start of menu
Search US website
Close Menu

Tipos de Tarjetas

Las tarjetas de crédito y cargos están disponibles en una variedad de categorías para acomodar la mayoría de las necesidades de compras. Hay tarjetas dirigidas al consumidor, tarjetas para negocios, y tarjetas corporativas para viajes. Cada tipo de tarjeta brinda una combinación diferente de controles financieros, beneficios y ventajas.


Lo que todas tienen en común es la conveniencia y flexibilidad de comprar ahora y pagar después, bien sea el saldo completo cada mes o durante varios meses. Todas las tarjetas incluyen la responsabilidad de pagar lo que se gaste de acuerdo a lo que dicta el contrato de afiliación.

Tarjetas de Cargos

Las tarjetas de cargos son tipos de tarjetas de crédito que requieren que usted pague el saldo completo de sus cargos cada mes. No hay cargos de financiamiento periódicos; estas tarjetas de cargos frecuentemente vienen con recompensas (en inglés).

Tarjetas de Crédito

Las tarjetas de crédito brindan líneas rotativas de crédito, lo cual significa que los consumidores pueden mantener un saldo mes tras mes en lugar de liquidar el saldo total mensualmente. Podría decirse que cada vez que utiliza una tarjeta de crédito, usted está recibiendo un préstamo, y las compañías emisoras de tarjetas requieren que se les pague cada mes, al menos la cantidad mínima antes de la fecha límite de pago. Los cargos por intereses generalmente se suman a las cantidades cargadas.


Haga clic aquí para obtener más información sobre cómo American Express determina los cargos por interés.

Tarjetas con Recompensas

Las tarjetas con recompensas pueden ser tanto de crédito como de cargos y le ofrecen al consumidor un valor adicional por sus compras. Las recompensas incluyen reembolsos en efectivo, mercancía, boletos de avión, estadías en hoteles, gasolina y tarjetas de regalo. La forma en que las recompensas se ganan y canjean varía por producto.


  • Las tarjetas de recompensas de uso general normalmente acumulan uno o más puntos por cada dólar desembolsado en compras. Los puntos se pueden canjear por tarjetas de regalo, aparatos electrónicos, efectivo y más.
  • Las tarjetas de reembolso en efectivo les permiten a los consumidores ganar recompensas en efectivo al hacer compras. La recompensa en efectivo, normalmente un porcentaje de las compras, podría aplicarse al saldo (de haber uno) o a compras futuras en comercios selectos. De lo contrario, la recompensa en efectivo se enviará al titular de la tarjeta en forma de cheque.
  • Las tarjetas de millas / viajero frecuente de líneas aéreas les permiten a los consumidores ganar puntos por dólares cargados en programas de lealtad. Los puntos se pueden canjear por recompensas como boletos aéreos y ascensos de categorías, habitaciones de hoteles y alquiler de autos.
  • Las tarjetas de hotel o viaje les permiten a los consumidores ganar puntos para obtener noches y/o mejores habitaciones de manera gratuita en determinadas cadenas de hoteles y ocasionalmente para canjear por boletos de avión y alquiler de autos.
  • Las tarjetas de comercios o recompensas por categorías acumulan puntos por productos o servicios adquiridos en comercios específicos, como tiendas por departamentos, estaciones de gasolina, tiendas de mejoras para el hogar o librerías, o se centran en categorías particulares como gasolina o comestibles. Algunas tarjetas con recompensas también ofrecen descuentos e invitaciones a eventos especiales
  • Refiérase a su contrato de afiliación para información sobre los programas de recompensas de las tarjetas de crédito que usted posea.

Tarjetas Prepagadas

Una tarjeta prepagada es exactamente lo que aparenta ser: una tarjeta de pagos a la cual se le han abonado con anterioridad fondos para ser utilizados más adelante. Estas tarjetas tienen diferentes características y por lo general se pueden utilizar donde se aceptan tarjetas American Express, dependiendo de los beneficios y funciones de cada tipo particular de tarjeta. Algunas tarjetas prepagadas recargables se pueden utilizar en el exterior, se pueden usar para obtener efectivo en cajeros automáticos, y también se pueden usar para transacciones en internet. Las tarjetas de regalo de una sola carga no se pueden utilizar internacionalmente, ni tampoco son válidas para obtener efectivo en cajeros automáticos.


A diferencia de las tarjetas de regalo de una sola carga, a una tarjeta prepagada recargable se le pueden acreditar nuevos fondos regularmente a través de cuentas de banco, efectivo, depósitos directos, internet y posiblemente con otros métodos. Además, las tarjetas prepagadas recargables de uso general están personalizadas con el nombre del titular (que podría ser diferente al del usuario). Estas tarjetas las puede utilizar el titular u otra persona a quien el titular le haya entregado la tarjeta para administrar sus gastos. Por ejemplo, un padre podría obtener una tarjeta prepagada para un estudiante universitario y así poder controlar las recargas y las cantidades que se le abonen a la tarjeta. Algunas tarjetas prepagadas también permiten administrar el uso de cajeros automáticos.


No se necesita verificación o historial de crédito para obtener una tarjeta de regalo (tarjeta de una sola carga) o una tarjeta recargable prepagada de uso general. Sin embargo, como la mayoría de los productos financieros, usted tendrá que proveer detalles de verificación de su identidad y dirección para obtener una tarjeta recargable prepagada de uso general.


Tarjetas de Negocios

Las compañías disfrutan de beneficios similares a los de los consumidores con las tarjetas de crédito o cargos, las cuales pueden utilizar para gastos corrientes de negocios, tales como materiales de oficina, servicios (empleados temporales, asesores) y viajes empresariales. Más allá de ser una alternativa conveniente al método de pago a través de facturas y cheques en papel, las tarjetas de negocios ayudan a supervisar gastos, simplificar los pagos de facturas y disminuir la dependencia en el efectivo para gastos menores.


Estas tarjetas están disponibles en diferentes versiones: crédito o cargos, con o sin recompensas, básicas o selectas, pero también ofrecen beneficios a la medida de las necesidades comerciales. Los usuarios de las tarjetas de negocios pueden decidir qué tipo de facturación prefieren (individual o centralizada, por ejemplo) y pueden establecer controles de gastos, lo cual circunscribe el uso de las mismas a ciertos tipos de negocios o cargos (por ejemplo, sólo para boletos aéreos).


Aparte de las tarjetas que las grandes corporaciones han utilizado por muchos años, hay otras tarjetas para usos más específicos, incluyendo tarjetas de compras, para conferencias corporativas y para pequeños negocios.


Muchas tarjetas de negocios también brindan una variedad de beneficios, tales como descuentos en ciertos productos y servicios, o con ciertos proveedores, mejores seguros, viajes de emergencia, líneas de asistencia médica y servicios de agentes de viajes.