Start of menu
Search US website
Close Menu

Protección al Comprador

Todas las tarjetas facilitan las compras. Unas cuantas incluso las protegen.


Las compañías de tarjetas que ofrecen protecciones al comprador esencialmente actúan como sus defensoras cuando algo que usted adquirió está dañado o defectuoso, o simplemente no funciona como se supone.


Hay tres clases básicas de servicios de protección al comprador que brindan las compañías de tarjetas; muchos de estos servicios no tienen costos adicionales.


  • Protección de Compras: estos beneficios generalmente cubren mercancía que se ha roto accidentalmente o ha sido hurtada. La protección normalmente dura un número limitado de días desde la fecha de compra. Podría haber un costo mínimo requerido para que una compra protegida califique para un reembolso.
  • Extensiones de Garantías: estos beneficios extienden los términos de la garantía original de cualquier fabricante, normalmente durante un año adicional, para productos comprados con una tarjeta de crédito, por ejemplo, aparatos electrónicos. Asegúrese de llenar y devolver por correo la tarjeta de garantía del fabricante tan pronto pueda; si no ha registrado su producto, algunas compañías emisoras de tarjetas de crédito podrían no proveer protección de la garantía.
  • Extensiones de Devoluciones: estos beneficios garantizan la satisfacción del consumidor con artículos cubiertos que se hayan pagado con la cuenta de una tarjeta. Si un titular trata de devolver un artículo y el comerciante rehúsa aceptarlo típicamente dentro de un plazo de 90 días, la compañía emisora de la tarjeta reembolsará el costo de la compra. Podrían aplicarse límites en devoluciones por artículos, o límites anuales.